Fátima Hajji

Una vez se nace con la garra y la electricidad circulando por la sangre es difícil dejarlas correr únicamente por el interior, hay que permitir a todo ese flujo escapar. Es lo que le sucede a Fátima Hajji, cada vez que se sube a un escenario lo transmite a modo de electrónica robusta, habilidades en las mezclas y buena selección musical.